Plaza de España (Santa Cruz de Tenerife)

La Plaza de España en Santa Cruz de Tenerife fue construida en 1929 sobre el histórico Castillo de San Cristóbal, baluarte destinado a defender la isla de la piratería. Ocupa un espacio de 5.026 m2 y está presidida por el Monumento a los Caídos una torre en forma de cruz con un mirador en lo alto, cuya base contiene una cripta ya vacía. La plaza luce un lago central de agua marina, con un géiser incorporado, rodeando a este lago se encuentran tres pabellones que acogen diversos usos, dos de ellos cubiertos por vegetación según el modelo patentado por Patrick Blanc. Toda la plaza está iluminada por un conjunto de luminarias consistente en piezas en forma de gota de tres tamaños sujetas por cables situados entre varios postes. Además se ha creado una galería subterránea que permite visitar las ruinas de la base del antiguo castillo, encontradas durante las obras. Existen más de 300 ejemplares de diversas especies de plantas, como flamboyanes (o árbol de la llama), higueras australianas (ficus de hoja grande), laureles de Indias, jacarandás, pandanos, falsos pimenteros, tuliperos del Gabón, cycas (o palma sagú), cocos plumoso, patas de vaca, palmeras pigmea (o palmeras enana), palmeras canaria, palmeras real, , palmeras abanico mexicana, palmeras abanico californiana y arecas (o palmeras frutos de oro).