Irutxulo

Literalmente «tres agujeros» en euskera, es el nombre que los pescadores daban a San Sebastián, debido a que desde el mar la ciudad se ve como tres entradas o huecos: el formado entre el monte Igueldo y la Isla de Santa Clara, el que se encuentra entre Santa Clara y el monte Urgull y el situado entre Urgull y el monte Ulía.