Iglesia de San Juan (Pedraza – Segovia)

Situada en una de las plazas más bellas de España encontrareis esta maravilla del Románico, la única de las siete ermitas del siglo XII que se mantiene abierta al culto. La mayor parte del edificio actual corresponde a las obras realizadas en el siglo XVI, y posteriores reformas en el XVII, XVIII y XIX pero todavía conserva numerosos elementos de su origen. Como la preciosa torre que posee una altura enorme en proporción con el resto del edificio y que posee una doble arquería en su parte más alta. Otro de los elementos destacados es su ábside, que a resistido bastante bien el paso del tiempo. En cuanto al interior, hay muchas cosas que ver, por que al haber sido restaurada a lo largo de la historia finalmente se ha creado una de mezcla de estilos en su interior que la diferencian del resto de iglesias románicas. Cuando lo normal en una iglesia románica es que no haya muchas ornamentaciones en esta iglesia nos sorprenderá la gran decoración que posee. Tambien llama la atención que en la base de la torre se encuentra el curioso “balcón verde”, construido por Juan Pérez de la Torre y Zúñiga para contemplar los festejos taurinos celebrados desde antiguo en la Plaza Mayor, ya que dicho caballero habitaba una casa de la calle Real, sin vistas a la plaza.

Located in one of the most beautiful squares in Spain you will find this Romanesque wonder, the only one of the seven hermitages of the XII century that remains open to the cult. Most of the current building corresponds to works made in the sixteenth century, and later reforms in the seventeenth, eighteenth and nineteenth centuries but still retains many elements of its origin. Like the beautiful tower that has a huge height in proportion to the rest of the building and has a double archway in its highest part. Another of the highlights is his apse, which resisted rather well over time. As for the interior, there is much to see, because having been restored throughout history has finally created a mixture of styles in its interior that differentiate it from the rest of Romanesque churches. When the normal thing in a Romanesque church is that there are not many ornamentations in this church we will be surprised by the great decoration that it has. It is also striking that at the base of the tower is the curious “green balcony” built by Juan Perez de la Torre and Zúñiga to contemplate the bullfights celebrated since ancient in the Plaza Mayor, since that gentleman lived a house of The Royal Street, without overlooking the square.

Pedraza (Segovia)

Localidad y municipio de la provincia de Segovia situado a 37 km al nordeste de la capital y con una población residente de 125 personas. Se trata de una villa medieval amurallada, cuya cuidada rehabilitación motivó su declaración como Conjunto Histórico en 1951 incluida tambien entre los pueblos más bonitos de España, Lospueblosmasbonitosdeespana.org. Los condestables se asentaron allí, siendo el lugar sitio de paso para grandes personalidades, como artistas, nobles y monarcas. En el siglo XVI y XVII tiene lugar la época de mayor esplendor del pueblo, y es de cuando datan la mayor parte de casas y palacetes. Esta prosperidad fue debida, entre otras cosas, a la exportación hacia el Norte de Europa de la lana de sus rebaños de ovejas merinas y a sus excelentes tejidos, capaces de competir con los mejores que se elaboraban en Flandes.  Paseando por sus calles encontraremos numerosos palacios y casas nobles blasonadas que se comenzaron a construir en el siglo XVI y que hoy día gozan de un estupendo estado de conservación. También aún quedan varios vestigios de su parte defensiva de los siglos XII y XIII como la muralla, la Puerta de la Villa y la barbacana defensiva que posteriormente se utilizó como cárcel pública, así como el castillo del que hablaremos a parte otro día.

Locality and municipality of the province of Segovia located to 37 km to the northeast of the capital and with a resident population of 125 people. It is a medieval walled town, whose careful rehabilitation motivated its declaration like Historical Set in 1951 included also among the most beautiful towns of Spain. The constables settled there, being the place of passage for great personalities, as artists, nobles and monarchs. In the sixteenth and seventeenth centuries the most splendid time of the town takes place, and it is from when they date most houses and palaces. This prosperity was due, among other things, to the export to the North of Europe of the wool of her flocks of Merino sheep and their excellent textiles, capable of competing with the best that were produced in Flanders. Strolling through its streets we will find numerous palaces and noble houses emblazoned that began to be built in the sixteenth century and nowadays enjoy a wonderful state of conservation. There are also several vestiges of its defensive part of the XII and XIII centuries like the wall, the Door of the Villa and the defensive barbican that later was used like public jail, as well as the castle of which we will speak another day.

“El Rey de los Patones”

En 1555 Patones de Arriba ya existía, tenía 7 vecinos, y era dependiente de Uceda. Hubo reyes del pueblo hasta 1750, que se pidió que empezara a haber alcalde, estos eran hereditarios y cuenta Don Antonio Ponz, en su monumental obra “Viage de España”, en 1781 sobre el reino de Patones lo que sigue:
“Como a mitad de camino entre Torrelaguna y Uceda se ve a mano izquierda una gran abertura en la cordillera, que cierra un pequeño valle, llamado “Lugar de Patones” sobre el cual sería delito no contar una célebre antigualla, que es la siguiente: En aquella desgraciada edad en que los sarracenos se hicieron dueños de España, ya se sabe que muchos de sus moradores huyeron a las montañas y a los parajes más escondidos y retirados. Algunos buenos cristianos de la tierra llana decidieron, pues, introducirse por la expresada abertura, buscando en lo interior de la sierra cuevas donde esconderse, y fue de tal suerte, que no cuidando los enemigos de territorio tan áspero y quebrado, pudieron aquellos godos fugitivos vivir en él todo el tiempo del poderío musulmán, manteniendo sus costumbres, creencias y sustentándose de la caza, pesca, colmenas, ganado cabrío y del cultivo de algunos centenos, como lo hacen también ahora. Estos hombres, que se llamaron los Patones, eligieron entre ellos a la persona de más probidad para que les gobernase y decidiese sus disputas, de cuya familia era el sucesor, y así se fueron manteniendo de siglo en siglo con un gobierno hereditario, llamando a su cabeza “Rey de los Patones”.